domingo, 28 de mayo de 2017

S’PETER’MAN


Aunque no sea santo de mi devoción la formación política del PSOE (ni ninguna), estos días la hemos tenido hasta en la sopa. Se presentaban tres candidatos para la secretaría general, pero sólo uno podía ganar y, aunque todas las apuestas daban como ganadora a Susana Díaz, a ésta le salió el tiro por la culata. Unos ganan y otros pierden, pero así como Patxi López compareció ante los medios con la misma naturalidad y elegancia con la que se manejó durante toda la campaña, también se puso a disposición de su nuevo secretario general. Todo lo contrario que la señora Díaz, que ni siquiera citó a Sánchez por su nombre. Tal es la prepotencia de algunos que creían que iban a arrasar y después resultó que les pasaron por encima. Hay una frase de Jack Welch que dice: “Si no sabes perder, nunca sabrás ganar, y si no sabes, no juegues”.

domingo, 30 de abril de 2017

# Vida laboral y familiar


Tener una exitosa carrera profesional y tiempo para la vida personal y familiar no deberían ser incompatibles. Necesitamos de ambas, vida profesional y personal.
La conciliación de ambas es todavía un aspecto que debe mejorarse en las empresas. Favorecerla aporta muchos beneficios no sólo para el trabajador, también para la empresa.
Productividad: estar más horas en la oficina o lugar de trabajo no significa mayor productividad. Durante largas jornadas laborales el rendimiento es menor por lo que se aprovecha mejor el tiempo en jornadas más reducidas.
Motivación: un trabajo que permite desarrollar la vida personal y familiar favorece la motivación y el compromiso con la organización.
Retener empleados: si el trabajo en el que estoy me permite tiempo para la vida personal, es menos probable que quiera cambiar de empresa. Al tener tiempo para la vida personal y familiar el trabajo se percibe considerablemente mejor. Por lo que la conciliación es un factor clave para la fidelización de empleados.
Reducción de absentismo: gran parte del absentismo se debe a la rigidez horaria que impide llevar a cabo actividades personales o familiares. Favoreciendo la conciliación, el trabajador estará más comprometido con la organización y con una mayor flexibilidad horaria, y así reducir el absentismo considerablemente.
Por Judith Valladares

sábado, 22 de abril de 2017

#A ver quien la tiene más grande.

A VER QUIEN LA TIENE MÁS GRANDE.
¿Retornamos a la guerra fría o nos dirigimos a un holocausto sin precedentes? Tres gallitos de pelea en el corral haciendo alarde de su potencial armamentístico. A ver quien posee la bomba más grande o más mortífera. ¿Cual de los tres está más zumbado? No sabría decirlo. Dos superpotencias desafiándose y un dictador que no quiere ser menos y amenaza con reducir a cenizas EEUU. 
Se escrutan los confines del unirverso buscando vida inteligente porque parece ser que la poca que había en la tierra ha desaparecido. Y es que los seres humanos estamos abocados a la extinción por nuestra propia estupidez.  Envenenamos el mar, quemamos los bosques, contaminamos la atmósfera. Da igual quien venga detrás. El presente, el dinero y el poder es lo que importa. 
Si todo el dinero que se invierte en armamento se utilizase para revertir la situación agónica en la que se encuentra nuestro planeta, otro gallo cantaría, pero a lo mejor no tenemos ni que preocuparnos por nuestro planeta porque  en cualquier momento dado, un gallito u otro aprieta el botoncito y aquí no queda ni el apuntador. Pero, por si en un futuro, alguna raza extraterrestre se deja caer en lo que quede de nuestro planeta Tierra, podemos dejar un epitafio en el que diga: “Aquí coexistieron millones de especies animales en armonía durante 3.500 millones de años hasta que, en los últimos 35.000 años, los humanos evolucionamos sobre las demás especies. No supimos aprovechar las dádivas que se nos ofrecieron y movidos por la avaricia y el poder acabamos destruyendo lo que era nuestro hogar. Por si alguna raza visita nuestro planeta, estamos seguros de que él se regenerará sin nuestra presencia. Los que no nos regeneramos fuimos nosotros. Esperamos que no cometáis nuestro mismo error”.

sábado, 15 de abril de 2017

Miembros y miembras

MIEMBROS Y MIEMBRAS.

Igualdad, igualdad, igualdad, por supuesto que estoy a favor de la igualdad, pero ¿es necesario hacer el ridículo llamando dos veces a las mismas personas? Españoles y españolas, ciudadanos y ciudadanas, funcionarios y funcionarias, compañeros y compañeras. Una regla elemental de estilo prohíbe repetir dos veces el mismo término, sin excepción alguna. Según la Real Academia de la Lengua, este tipo de desdoblamientos son artificiosos e innecesarios desde el punto de vista lingüístico, pero el señor Sanchez, y otros muchos “y muchas” lo hacen hasta la saciedad. Al igual que una exministra de igualdad, cuando nombró a los “miembros y miembras” en su comparecencia en el Congreso de los Diputados. “Señores políticos y señoras políticas”, aprendan a hablar su lengua. Ya que hacen el ridículo cuando salen de España porque no saben hablar inglés, al menos intenten hablar bien nuestra lengua y no utilicen la igualdad para hacer demagogia.

miércoles, 7 de diciembre de 2016

La involución cultural


En España el desprecio por la cultura es desmedido y lo podemos comprobar viendo los niveles de audiencia de toda esa avalancha de telebasura instalada en las cadenas de TV. La cultura, el buen gusto y la decencia brillan por su ausencia. Es como un cáncer cuya metástasis tiende a un invadirlo todo.
¿A quién le importa si “El Quijote” desaparece de las aulas? a cuatro gatos. ¿A quién le importa si Platón es expulsado de clase? A los profesores de filosofía, poco más. Eso sí, seguiremos teniendo “Gran hermano”, “Sálvame”— por si no tenemos bastante— el “Sálvame de luxe”, “Hombres, mujeres y viceversa”, Aquí hay tomate”, “Tómbola”...
Somos el hazme reir de Europa, ya no a nivel político, sino a nivel intelectual. Menos mal que en la patria de Cervantes seguimos teniendo a nuestros referentes culturales: Belén Esteban y Kiko Rivera, entre otros... ¡Ah! Y que no se nos olvide, en la sección de deportes todos los días, después de las noticias, ver de qué color lleva los calzoncillos Ronaldo. Con la de buenos deportistas que tenemos y los logros que consiguen, y la de memeces que tenemos que ver y oír. Estamos ante una involución desde el punto de vista del desarrollo intelectual y eso es preocupante.
Y termino con dos frases que me vienen al pelo de Arturo Pérez Reverte:
- España es un país gozosamente inculto.
- Somos un país de gilipollas gobernado desde hace siglos por mediocres, analfabetos y acomplejados. 

domingo, 27 de noviembre de 2016

# EL QUE ESTÉ LIBRE DE PECADO QUE TIRE LA PRIMERA PIEDRA.

¿No era este uno de los que venía a darnos lecciones de moralidad? ¿Acaso no era el que dijo que había que dejar de concebir la vivienda como una inversión-pelotazo y pensarla como derecho? ¿No había también que regalar una vivienda a las personas más necesitadas? —No digo que no haya que hacerlo— pero que no se nos llene la boca haciendo demagogia y luego consigamos un pelotazo de más de 30,000 euros con una vivienda protegida. Todo está dentro de la legalidad, pero hay un código ético-moral que deberían aplicarse muchos.

sábado, 19 de noviembre de 2016

#Corrupción


Hace tiempo que los partidos políticos dejaron de representarnos. Los políticos han perdido toda credibilidad y la gente desconfía de ellos. Da igual del color que sean. Todos los días surge un nuevo caso de corrupción en el que se ve envuelto algún político. Nos enteramos de los que salen a la luz, pero estoy seguro que existen más casos de los que ni siquiera nos enteramos. Toda esta metralla de corrupción favorece la desconfianza y el malestar de los ciudadanos, que cumplen rigurosamente con sus obligaciones tributarias, para comprobar que quien tiene que trabajar para que el país prospere y, sobre todo, dando ejemplo con sus actos, es el que más defrauda y engaña. Y es que las leyes están hechas a su medida y no interesa cambiar nada. Mucho ruído al principio, pero después se diluye la noticia como una bruma pasajera. Los casos se demoran durante años para al final, si se condena a alguien, nadie devuelve nada y es algo que no tiene ni pies ni cabeza. Lo que pasa en España es inaudito. Mientras el paro aumenta, vemos cómo muchos de nuestros políticos defienden sus sueldos vitalicios. ¿Acaso somos idiotas? Podría decirse que sí. Cuentas en Suiza de dinero sucio, partidos financiados ilegalmente,  caso Edu, caso Oleguer Pujol, caso Malaya, caso Pujol, caso ERE, caso Gürtel. ¿Alguien ha devuelto algo? Creo que no. Es el momento de replantearse nuestras ideologías, posicionamientos, inmovilismos, conformismos, y demás esquemas mentales preconcebidos.

domingo, 6 de noviembre de 2016

#ADIÓS A LAS NARANJAS VALENCIANAS

Una de las razones por las que estamos dejando de creer, no en la política, sino en los políticos, es porque uno se plantea si sirven para algo. Se supone que la profesión de político es vocacional y que éste debe velar por su nación, comunidad o municipio, así como por sus ciudadanos, pero es evidente que no es así, y lo vemos a diario. Vemos que la oposición critica al que gobierna para luego, cuando se produce el relevo, tenemos más de lo mismo, desde corrupción hasta despilfarro del dinero público.
Se supone también que deberían potenciar nuestros productos, pero ni de lejos es así. Ya no es que en Europa se nos ningunea, sino que nuestros ineptos políticos no hacen nada al respecto, ni a nivel nacional, ni autonómico. Ahora resulta que la naranja sudafricana pone en jaque a la navelina valenciana. Que les reducen los aranceles. ¿Pero esto qué es? que alguien me lo explique. ¿No estamos en la Unión Europea? ¿No defendemos lo nuestro?, es evidente que no. No se nos respeta en Europa, pero tampoco hacemos nada para que así sea.
Tenemos las mejores naranjas del mundo, nuestra comunidad era la número uno en producción de naranjas. El caqui sustituye a la naranja y el mercado existente acabarán extinguiéndola al paso que van.
¿Quién mira pues por nuestra tierra que es la mejor del mundo? El tripartito es evidente que no.

domingo, 9 de octubre de 2016

#Pacto con la muerte



  Un hombre perdió a su amada y su vida dejó de tener sentido. Durante un año deambuló de un lugar a otro sin encontrar ningún camino, pues todos le llevaban a ninguna parte. Intentaba encontrar el rumbo de su vida de nuevo, mas no lo hallaba de ningún modo. Tal era su angustia que decidió hacer un pacto con la muerte, de tal modo que si le permitiese verla una vez más podía llevársele a él también. Sin ella no merecía la pena vivir y verla de nuevo era lo único que le reconfortaría una vez más.

jueves, 11 de febrero de 2016

La Sátira


El año pasado se hicieron dos exposiciones itinerantes tituladas “La Sátira”. Ahora sale a la luz el libro con el mismo título publicado por Babilonia Ediciones en el cual se recopila toda la obra. Tanto la exposición como el libro aborda desde la reflexión, crítica e ironía, la situación socio-político-cultural del país en la que actualmente nos vemos inmersos. Momento en el cual, valores como la honestidad, transparencia, trabajo, esfuerzo y libertad se ven desplazados por la escasez de moral, ética y cultura.
Cien páginas para reírse y, ¿por qué no? para reflexionar.
A la venta en “La Librería” Hort dels Frares, 6 (Alzira). Próximamente en “Futurama” (Valencia).